Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘capitalismo’

La pasividad implica complicidad

y a buen entendedor pocas palabras bastan:

condición humana o <<mundo de cristal>>.

¿A cuál daremos la respuesta afirmativa?

Merani 1976, p. 91.

Imagen

(más…)

Read Full Post »

Incluso nuestro querido Bob Esponja se decicio a plantar cara al abuso del capitalismo.

Read Full Post »

Hace unos días tuve ocasión de ver una vieja y extraordinaria película, Sierra de Teruel, rodada durante la guerra civil española en los escenarios mismos de las batallas que una parte del mundo seguía entonces con la respiración suspendida. Basada en una novela de André Malraux y dirigida por él mismo, narra en un tono casi documental las dificultades de una escuadrilla de aviadores internacionalistas llegados a España desde todos los rincones de la tierra y la muerte heroica de algunos de ellos en una última acción que logra detener provisionalmente el avance fascista. Hay tres escenas particularmente elocuentes y conmovedoras. En la primera, las mujeres y viejitos de Teruel, ante la falta de armas de fuego para defender la ciudad, acarrean enseres domésticos –cisternas, botellas, cajas y latas- que puedan ser rellenados de dinamita y convertidos en bombas. En la segunda, un campesino republicano que ha localizado la base aérea del enemigo y que no sabe interpretar un mapa, decide acompañar en el avión al comandante de la escuadrilla para señalarle desde el aire su ubicación; atónito y un poco mareado, esa visión desde lo alto de los campos en los que siempre ha vivido se le presenta como un jeroglifo o un enigma, de manera que, cuando el comandante le indica en un tono casi filosófico a través de la ventanilla “ésa es la tierra”, el campesino no acaba de creérselo: “¿la nuestra?”, perplejidad apoyada en un pronombre ambiguo que saca de pronto al aviador de su ensoñación metafísica y le devuelve al solar de la confrontación política: “no, la suya”, responde refiriéndose ahora, no ya a la casa un poco abstracta de la Humanidad, sino a las tierras concretas que los fascistas se quieren apropiar. En la tercera escena, homenaje épico a la solidaridad internacionalista, cientos y cientos de campesinos acuden a la vera del camino por el que trasladan montaña abajo, en ataúdes o en parihuelas, a los aviadores caídos en combate; las viejitas quieren saber de dónde son esos hombres que han venido desde tan lejos a defenderlas (un árabe, un italiano, un alemán) y los serranos, cocidos al sol, se quitan la boina y levantan el puño cerrado al paso de la comitiva. Rodada en 1939…

Read Full Post »

Read Full Post »

En las últimas décadas se han generado tal cantidad de ismos que en cualquier facultad de Ciencias Políticas podrían crear una asignatura, con un libro de estos de mil páginas sin dibujitos, que se llamara “Los ismos”. Para este estudio exclusivo de los ismos yo propondría una diferenciación entre ismos, atendiendo al grado de incidencia de cada uno en el conjunto de la sociedad. Así, dentro de los grandes ismos podríamos incluir, entre otros, al capitalismo, al cristianismo, o al socialismo; mientras que en el saco de los pequeños ismos  tendríamos al  ecologismo,  al feminismo, y a un largo etcétera al que se sumarían otros pequeños “ismos” que no llevan este sufijo, pero que vienen a señalar igualmente una adhesión o disposición a. Por ejemplo, a la legalización de la marihuana, a la defensa de los derechos de los animales, del medio ambiente…

Pero a mí el que me interesa ahora es el feminismo, ya que se han dicho tantas barbaridades desde este movimiento que los logros se hacen prácticamente invisibles. Se ha dicho, por ejemplo, que el mundo iría mejor si ellas gobernaran. Y punto pelota. Pues yo que queréis que os diga, puestos a soltar opiniones carentes de argumentación sólida, a mi hay ciertas cualidades femeninas que en la cúspide de unas relaciones sociales tan injustas como las creadas por uno de los grandes ismos, el capitalismo, me da más miedo que una piraña en un bidé.

Pero una vez habiéndome permitido este atrevimiento, lo que realmente me corroe es el vacío ideológico que subyace a este y a otros tantos ismos. Es lógico que cada uno centre su lucha en la injusticia que más le conmueve o de la que no puede evadirse, pero siempre desde una perspectiva ideológica global, y no aislada, que identifique cual es el sistema que genera no sólo “tú” injusticia sino la mayoría de ellas, y cuál es el sistema que podemos crear para que ninguna de ellas tenga sentido.

Y es que no se puede luchar contra la desigualdad hombre-mujer, ni contra las guerras o la destrucción del Amazonas sin conocer  el capitalismo, colapsar nuestras neuronas de contenido político insurgente y luchar contra ese gran ismo. De lo contrario, el camaleónico sistema en el que vivimos nos manipulará, asimilará y seguirá su camino a carcajada limpia, como ha hecho con el movimiento feminista. Y sino que se lo digan a nuestros padres y abuelos, que antes con el trabajo asalariado de uno y el doméstico no asalariado del otro vivía una familia numerosa (¿ahora numerosa es más de dos hijos no?, pues eso.), y hoy en día una pareja de asalariados sin hijos no llega ni a fin de mes. ¿Por qué? Pues porque el feminismo no ahondó en las verdaderas causas de la desigualdad y al sistema le ha sido muy fácil manejar a su antojo parte de las reivindicaciones de este movimiento, adaptándolas a sus necesidades.

A ver si nos vamos enterando: en este sistema la igualdad sólo existe para ser igualmente explotados.

Read Full Post »

Siento repetirme  con el mismo tio, pero es que es muy bueno. A veces buscamos las palabras más insólitas, utilizamos las frases más rebuscadas para expresarnos, como si de esa forma ganaramos más puntos para entrar en el selecto mundo de los intelectualoides más exquisitos. A mi modo de ver, lo que conseguimos es hacernos la picha un lío y convertirnos en unos sabiondillos (que no sabios) que excluyen al común de los mortales. Los que están capacitados para explicar (normalmente burgesitos con estudios como la mayoría de nosotros), o aburren o engañan con una palabrería inaccesible para aquellos que pasaron de la adolescencia a la jornada laboral de ocho horas o a ser ama de casa. Contra esto, más Fede y menos tonterias.

Fede de los Ríos, La arruga es bella si barata y productiva

Read Full Post »

Queridos amigos, os presento a Artemio Zarco. Es el articulista de cabecera del dominical de Gara, Zazpika, y yo uno de sus seguidores cada domingo. Va a ser un poco difícil acercaros a él puesto que sus artículos no se publican en internet.

Aqui teneis uno de sus artículos que gracias a una trabajadora de Gara conseguí en PDF. Es de hace poco más de dos años pero no creo que haya caducado. Espero que os guste.

7 K • 1

SATIRICON

Artemio Zarco

Siempre más

Nos vienen del pasado definiciones, enumeraciones, valoraciones positivas o negativas, que con nuestra visión actual, llaman la atención unas veces por lo que dicen, otras por lo que silencian.Divagaciones aparte, intentaré centrar lo que acabo de expresar antes de perderme en los cerros de Úbeda.

Los siete pecados capitales son: avaricia, cólera, envidia, gula, lujuria, orgullo, pereza. Hubiera jurado que la codicia figuraba entre esos pecados mayores y en un puesto destacado. No está, a pesar de que en mi personalísima opinión, la codicia es más perversa en términos personales y sociales que la gula, por ejemplo, o la lujuria. Me pregunto si el profeta o el intérprete del Antiguo Testamento que confeccionó la lista estimó que la codicia estaba implícita en la avaricia. Pueden tener similitudes, pero son diferenciables.
Seguir Leyendo…

Read Full Post »